INICIO        MAPA DEL SITIO       NOVEDADES

Presentación
Inicio
Mapa del sitio
Novedades
El Instituto
Datos institucionales
Autoridades
Personal
Docentes
Centro de Estudiantes
Historia
Ubicación
Biblioteca
Biblioteca digital
Fotos
Fonoaudiología
Académicos
Académicos
Carreras
Cátedras
Espacio de la Práctica
Capacitaciones
Act. Profesorados
Investigación
Formar Docentes
Planes de Nación
C.A.I.E.
Plan Mejora Instit.
Extensión
Escritos de docentes
Docencia y tecnología
Inscripción alumnos
Elaboración
Espacio 127
Trabajos de alumnos
Bicentenario
Legales-informes
Informes
Documentación
Leyes
Curriculares
Resoluciones
Acuerdos internos
Ingreso de docentes
Seminarios
Papelería
Mesas de examen
Comunidad
Enlaces
Comunicarnos
Webmail

 

C.A.I.E.

Concurso Microrelatos de la vida escolar

¿Por qué hacemos el concurso?

El Centro de Actualización e Investigación Educativa (CAIE) desarrolla desde el año 2007 la línea Documentación de experiencias pedagógicas.

Esta línea intenta poner a disposición de los docentes tiempos, espacios y recursos para que, escribiendo, leyendo, conversando y pensando, puedan mostrar, de manera sistemática y en el lenguaje de la práctica, lo que pasa y lo que les pasa en las escuelas, en tanto autores y protagonistas centrales de sus experiencias. En otras palabras, la documentación de experiencias pedagógicas como modalidad de indagación y acción pedagógica está orientada a reconstruir ,tornar públicamente disponibles e interpretar los sentidos y las significaciones que los docentes producen y ponen en juego cuando escriben ,leen, reflexionan y conversan entre colegas acerca de sus propias experiencias. Convoca a los docentes a describir, elaborar y comprender los mundos escolares, las prácticas educativas, a ellos mismos y a todos los que los habitan y las hacen. Para eso, los docentes elaboran dispositivos, relatos pedagógicos, individual y colectivamente.

Como se ve, si bien la línea de acción está pensada para trabajar con los docentes no se puede ignorar que la vida escolar impregna mucho la vida de las personas, sean docentes o no. Siempre aparecen relatos vinculados con ese mundo. Por esta razón, el CAIE convoca a escribir microrrelatos a través de un concurso destinado a todos los actores que forman parte de la vida escolar: personal docente, no docentes, alumnos, alumnas.

Se amplían los destinatarios porque desde aquí pensamos que todas las personas pueden contar algo sobre su paso por la escuela.

Otra cuestión importante en un concurso de escritura es la elección del género para registrar la historia. Pensamos entonces en el microrrelato por el auge que tiene en la narrativa actual, en tanto circula por Internet y se lleva bien con el tiempo escaso que tienen los lectores para leer.

Creemos que la convocatoria para escribir microrrelatos abrirá un espacio para reflexionar sobre la vida escolar y para desarrollar este género breve, pero no por eso menos intenso.

 

Bases del concurso:

  1. Los relatos, cuya extensión no podrá sobrepasar las cien palabras (sin incluir el título), se enviarán a concursominirrelatos@gmail.com
  2. Si el relato sobrepasa las cien palabras (100) se excluirá automáticamente del concurso.
  3. Los relatos deberán vincularse con alguna situación de la vida escolar.
  4. Puede participar personal docente, personal no docente y alumnos/as de manera gratuita.
  5. El plazo para enviar los microrrelatos es hasta el 25 de junio de 2008.
  6. El jurado seleccionará tres microrrelatos finalistas.
  7. El fallo del jurado será inapelable.
  8. Los autores deberán identificarse con su número de DNI y un pseudónimo, y presentar cuantos textos deseen. En ningún caso dos o más cuentos de un mismo autor podrán ser finalistas. En caso de producirse esta situación, sólo uno de los relatos (elegido por el autor) conservará la condición de finalista.
  9. Los resultados del concurso aparecerán publicados en la página del I.S.F.D. N° 127 ”Ciudad del Acuerdo” http://www.instituto127.com.ar y en el diario local. Se les comunicará a los finalistas por correo electrónico.
  10. Todos los relatos enviados se publicarán en esta página.
  11. Los relatos enviados quedarán a disposición del CAIE.
  12. Las cuestiones no consideradas específicamente en las presentes BASES serán resueltas por el jurado.
     

Premios:

  1. Un dispositivo de almacenamiento masivo USB de 4 G (Pen drive).
  2. Un dispositivo de almacenamiento masivo USB de 2 G (Pen drive).
  3. Un dispositivo de almacenamiento masivo USB de 1G (Pen drive).

 

Formulario para participar:

Enviá tu relato con este encabezado en un archivo adjunto a concursominirrelatos@gmail.com

Pseudónimo:

DNI:

Correo electrónico:

Titulo del relato: XXXXXXXXXXXXX

Texto a modo de ejemplo: Rengueando, me esforcé por alcanzar la fila de niños que regresaban del recreo. El dolor era un martirio, pero lo soportaba en silencio. Había jugado mi primer partido de fútbol con "los bichos negros". Cuando pitaron el dudoso penal, el cabecilla, al colocar la pelota de trapo en el punto de lanzamiento, me prometió: "si lo metes, serás titular del equipo".

Entusiasmado, respiré profundamente y visualicé el ángulo donde la colocaría. Tomé carrera, tensé los músculos y pateé con todas mis fuerzas. No había advertido el embrollo, ni podía imaginar que la pelota, atada con esmero, estaba llena de piedras.

 

Orientaciones para escribir microrrelatos:

  • Un microrrelato es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no es el resumen de un cuento más largo.
  • Un microrrelato, como todos los relatos, tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.
  • Habitualmente el período de tiempo que se cuente será corto. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.
  • Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microrrelato tres personajes ya son multitud.
  • El microrrelato suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microrelatos con escenarios múltiples.
  • Para evitar alargarse en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descriptos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.
  • Un microrrelato es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microrrelato el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.
  • Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microrrelatos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.
  • Es aconsejable huir de los tópicos. Uno no escribe (ni microrrelatos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.

Bajar todo en formato .doc