INICIO        MAPA DEL SITIO       NOVEDADES

Presentación
Inicio
Mapa del sitio
Novedades
El Instituto
Datos institucionales
Autoridades
Personal
Docentes
Centro de Estudiantes
Historia
Ubicación
Biblioteca
Biblioteca digital
Fotos
Fonoaudiología
Académicos
Académicos
Carreras
Cátedras
Espacio de la Práctica
Capacitaciones
Act. Profesorados
Investigación
Formar Docentes
Planes de Nación
C.A.I.E.
Plan Mejora Instit.
Extensión
Escritos de docentes
Docencia y tecnología
Inscripción alumnos
Elaboración
Espacio 127
Trabajos de alumnos
Bicentenario
Legales-informes
Informes
Documentación
Leyes
Curriculares
Resoluciones
Acuerdos internos
Ingreso de docentes
Seminarios
Papelería
Mesas de examen
Comunidad
Enlaces
Comunicarnos
Webmail

 

APRENDER ENSEÑANDO

Es un programa nacional que se encuentra en funcionamiento desde el año 2005, atendiendo a una iniciativa de dos Coordinadoras de carrera y la Directora de la Escuela de Educación Media 3. El programa organiza la presencia de alumnos de los diversos profesorados (actualmente de lengua y de matemática) en las Escuelas elegidas para sumarse allí al trabajo de los docentes y reforzar los procesos de enseñanza y aprendizaje. Al mismo tiempo que logran contribuir en la mejora en los rendimientos, abre un espacio para el aprendizaje de los alumnos de las carreras docentes. Los que participan reciben un viático como reconocimiento por su tarea. Al proyecto original se le ha sumado, en el 2006, la ESB N° 7 y hay numerosos pedidos para incorporar otros servicios del Distrito.

Ver el trabajo presentado en la Feria del Libro de Buenos Aires 2008

Nota aparecida en el Diario "El Norte", domingo 13 de febrero de 2005

El nombre del proyecto que implementa en diferentes lugares del país el Ministerio de Educación de la Nación desde su programa de escuelas solidarias, es "aprender enseñando". En San Nicolás, lo realizan solamente el Instituto 127 con sus profesorados de lengua, inglés y matemática y la Escuela Media Nº 3, para su alumnos de 1º y 2º año del polimodal y se denomina "Aprender enseñando en la Media 3".

El programa dura un año y comenzó a implementarse en octubre del año pasado. Los estudiantes del tercer año de los profesorados de inglés, lengua y matemática, brindan clases de apoyo a alumnos con dificultades en estos espacios. La relación es de 10 alumnos por "tutor", y según una de las coordinadoras del programa, la profesora Andrea Costa "El primer impacto positivo que ya dio la aplicación de estas tutorías, fue lograr que los alumnos se presentaran a los exámenes".

Para los estudiantes del profesorado, son muchos los beneficios alcanzados: puesto que las clases constituyen parte de sus prácticas, pueden aplicar sus conocimientos con un objetivo específico, y además tienen el carácter de pasantías rentadas. "El ministerio ha sido puntual en el pago de las pasantías", explicaron.

Por otro lado, el Instituto 127, ha recibido también fondos para material didáctico y presupuesto para abonar -por única vez- a las profesoras coordinadotas del proyecto. Pero más allá de estas cuestiones que también son importantes "la experiencia ha sido muy rica y valiosa. La presencia de tutores, ha obligado a los profesores a revisar sus propias prácticas, algunos lo han hecho y otros no; aun así todo ha significado una movilización en la institución", reconoció María del Carmen Trincado, directora de la Media 3.

Durante todo el presente ciclo lectivo, los "tutores" acompañarán a sus alumnos en la preparación de los exámenes de marzo, así como en el desarrollo de la práctica educativa.

El objetivo es brindar apoyo escolar, a niños y adolescentes entre 12 y 17 años en riesgo pedagógico, social y económico, a los efectos de evitar situaciones de repitencia y deserción, así como también promover la reinserción de alumnos que hubieran abandonado.

El Proyecto “Aprender Enseñando”, ofrece a los estudiantes voluntarios la oportunidad de realizar prácticas socio-pedagógicas y comunitarias no convencionales, enriqueciendo sus capacidades para el ejercicio de una “educación para todos”.

La Tutoría, como estrategia pedagógica, ha sido abordada en nuestro país con buen resultado, a través de proyectos que cooperan con la labor de la escuela, al tiempo que forman parte del proyecto institucional (PEI) del IFD o Universidad.

Existe una íntima relación entre repitencia, deserción, sobreedad, y el nivel socio-económico de los alumnos. Los adolescentes pobres de entre 12 y 17 años, son especialmente vulnerables. Muchos de ellos, al dejar tempranamente la escuela, se incorporan al mercado laboral sin calificación, lo que los lleva a acceder a bajos salarios y, en consecuencia, a reproducir la cadena de pobreza; muchos otros forman parte de un creciente contingente de jóvenes que ni estudian ni trabajan. Según datos de la Dirección Nacional de Juventud (DINAJU), un 17% de jóvenes en Argentina, están excluidos.